El Instituto de Estudios Cajasol ha acogido este viernes 4 de diciembre una nueva edición de los desayunos-coloquios del Club de Directivos Andalucía, en esta ocasión con la visita del presidente de Ebro Foods, Antonio Hernández Callejas, al que el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, dio la bienvenida y presentó ante las más de doscientas personas que asistieron al acto. “Creo modestamente que estamos dando pasos importantes en lo que nos propusimos: convertir este Club de Directivos en un espacio de encuentro de referencia para los profesionales andaluces y también en una herramienta útil para ayudarles a ser más competitivos e innovadores”, apuntó Pulido. “Estamos teniendo el privilegio de contar como conferenciantes con directivos del máximo nivel nacional e internacional, profesionales de absoluto prestigio y referencia como Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods, una compañía multinacional que ocupa posiciones de liderazgo a nivel mundial en el sector de la alimentación, especialmente la comercialización de arroz, pasta y salsas, con presencia en más de 25 países de Europa, Norteamérica, Asia y África”, siguió explicando el presidente de la Fundación Cajasol, alabando la figura de Hernández Callejas, “profundo conocedor del sector”.

Para Pulido, “el ejemplo de Ebro Foods es un fuerte incentivo para las empresas andaluzas, para las que uno de sus grandes retos es precisamente la internacionalización”, mientras que destaca que desde el Instituto de Estudios Cajasol y el Club de Directivos Andalucía “concedemos la máxima importancia a la visión global y local, actualización constante frente a la evolución de la economía y del mercado y apuesta por innovación”.

El presidente de Ebro Foods, Antonio Hernández Callejas, destacó que el consumidor es cada vez más exigente y se preocupa más por la calidad y, de hecho, “revisa cada vez más las etiquetas de los productos alimenticios antes de comprarlos”. Hernández repasó la situación alimentaria a lo largo de la historia, donde se ha pasado de “una sociedad con graves carencias alimentarias durante la guerra y la postguerra, a una sociedad de sobreabundancia”.

El presidente de Ebro Foods resaltó la gran capacidad de su empresa de adaptarse a las demandas del mercado y “alejarse de lo que deja de ser tendencia”. Además llamó la atención sobre la alta competencia que existe entre empresas de su sector, aunque ha admitió que la crisis afecta menos a este tipo de empresas porque tratan productos de primera calidad, pero han tenido que “reinventarse para poder subsistir”.

[AFG_gallery id='318']]]>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

X