La Confederación de Empresarios de la provincia de Cádiz (CEC) ha retomado este martes 29 de marzo su ciclo ‘Café con…’ invitando a Antonio Pulido Gutiérrez, presidente de la Fundación Cajasol. Como es habitual en este tipo de encuentros, se ha desarrollado en formato de desayuno de trabajo y en un ambiente distendido. Antonio Pulido, tras una primera intervención para hablar de los retos de futuro de la institución que preside, mantuvo un diálogo con empresarios, directivos, profesionales y autoridades convocadas por la CEC, detallando los proyectos que la Fundación Cajasol desarrolla en los territorios donde extiende su radio de acción, con sedes en Sevilla, Córdoba, Huelva, Jerez y Cádiz.

Antonio Pulido comenzó dando las gracias a la Confederación de Empresarios de Cádiz y a su presidente por invitarle al encuentro, “este café compartido que me da la oportunidad de trasladarles cuál es el trabajo y los objetivos con los que trabaja la Fundación Cajasol, que tengo el honor de presidir, conversar e intercambiar puntos de vista”. Así, describió las tres grandes líneas de trabajo que guían nuestra actividad como fundación: el impulso al crecimiento económico, el desarrollo social y la creación de empleo, un objetivo que se vuelve aún más importante en estos momentos en los que nos jugamos consolidar esta todavía incipiente recuperación económica; una continua acción social, con iniciativas de ayuda de emergencia a hogares en riesgo de exclusión, apoyo a personas en situación de dependencia y el impulso del voluntariado; y la conservación, la promoción y la difusión del rico patrimonio cultural y artístico de Andalucía, con una atención muy especial a tradiciones tan arraigadas como la Semana Santa y, en el caso de Cádiz, del Carnaval. “Y junto a ello también el apoyo decidido al deporte andaluz”, completó el presidente de la Fundación Cajasol.

Antonio Pulido hizo especial hincapié en el compromiso de la Fundación Cajasol con Andalucía y su desarrollo: “La apertura de nuevas sedes, una de ellas aquí en Cádiz, nos está permitiendo multiplicar nuestras actividades, alcanzar a un mayor número de personas y reforzar en definitiva nuestro compromiso con Cádiz y su provincia, que hunde sus raíces en la historia pero que seguimos alimentando y renovando año tras año. Como también queremos continuar fortaleciendo nuestra colaboración con la Confederación de Empresarios de Cádiz en beneficio del tejido productivo gaditano”. En este aspecto, juega un papel fundamental el Instituto de Estudios Cajasol, una de las escuelas de negocios con más proyección y prestigio de nuestro país. “En el Instituto desarrollamos distintas actividades encaminadas al apoyo a emprendedores, desde la concesión de microcréditos, planes de formación especializada y una plataforma que seguro que conocen, el Club de Directivos, donde los mejores profesionales pueden compartir conocimientos y experiencias y así mejorar sus capacidades de gestión. Una de las iniciativas del Instituto de Estudios que con más entusiasmo llevamos a cabo y de la que nos sentimos más orgullosos es el programa de formación, asesoramiento y concesión de microcréditos ‘100 caminos del éxito’, que tuvimos la ocasión de presentar aquí en Cádiz hace unas semanas y que desarrollamos en colaboración con Andalucía Emprende. Este plan inicia este año su tercera edición y nos complace comprobar la excelente acogida e interés que está recibiendo en cada una de sus convocatorias”, explicó Antonio Pulido, que siguió detallando los pormenores de los éxitos cosechados.

“En sus dos primeras ediciones, este programa ha ayudado a hacer realidad 25 proyectos en la provincia de Cádiz con una financiación de 56.000 euros que ha permitido dar ese primer empujón, tan importante, para la puesta en marcha de nuevas iniciativas empresariales. En toda Andalucía han sido casi 130 proyectos los que se han apoyado y casi 400.000 euros en ayudas económicas. Y es que en la Fundación Cajasol, y yo desde luego como su presidente, estamos convencidos de que la vocación empresarial se alimenta sobre todo del impulso por parte de la sociedad, de un compromiso permanente con la formación y de que todos contribuyamos a generar ese clima de confianza y dinamismo que es la mejor motivación para los nuevos emprendedores”, puntualizó.

Antonio Pulido volvió a incidir en un mensaje de optimismo para la provincia gaditana porque está convencido “de que Cádiz tiene un papel clave en este nuevo escenario, teniendo en cuenta la capacidad y el potencial de sectores estratégicos como el agroalimentario, el turismo, la actividad logística o la gran industria”. Eso sí, advirtió de que “para ello necesitamos del compromiso de todos, el sector público, las instituciones, la iniciativa privada, todas las organizaciones y entidades comprometidas con el desarrollo de nuestra tierra, para empujar juntas en la misma dirección y presentar a Andalucía y a Cádiz como tierra de futuro, de estabilidad y de confianza”.

Para empezar, “no podemos desaprovechar ninguna oportunidad, una de ellas es desde luego la Iniciativa Territorial Integrada de Cádiz 2014-2020, que puede suponer la movilización de casi 1.300 millones de euros en esta provincia, apoyada por una fuerte inyección de fondos de la Unión Europea. Una inversión muy potente, apoyada por ese elemento imprescindible que les mencionaba: la unidad de todos los actores políticos y empresariales implicados. Un proyecto que estoy seguro de que va a servir de fuerte trampolín para la economía gaditana, para que dé ese salto adelante que todos deseamos, finalizó Antonio Pulido, antes de dar paso a un interesante debate en el que respondió a las preguntas de los presentes sobre las intenciones de futuro en la Fundación Cajasol.

La segunda convención empresarial de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC) tendrá lugar el próximo jueves día 7, a las diez y media de la mañana, en el Hotel Valentín del Novo Sancti Petri, en Chiclana, con la intención de reunir a más de 500 personas, entre asociados e invitados, con un objetivo común: seguir mejorando la estructura económica y productiva de la provincia.

Sánchez Rojas quiso agradecer el compromiso de la Fundación Cajasol, “que hace dos años nos acompañó en la primera convención celebrada en Jerez, en la que se dieron cita más de 500 empresarios, profesionales y representantes sociales e institucionales”. La CEC adoptó con la llegada de Sánchez Rojas a su presidencia, un giro en torno a sus actos. Así, la tradicional asamblea general anual ha dado paso a dos eventos: uno, más de ‘rendición de cuentas’ y exposición de objetivos, como es la convención, de carácter bianual); y otro, también cada dos años, intercalada con la anterior, que es la Noche de la Empresa, en la que se muestra el reconocimiento al buen hacer empresarial, y que en su única edición hasta la fecha, resultó un rotundo éxito.

Sánchez Rojas detalló que desde el pasado mes de noviembre, siete grupos de trabajo han analizado y debatido en torno a otros tantos sectores de la realidad socioeconómica de la provincia: sector agrícola, agroalimentario y pesquero; construcción, infraestructuras y ordenación del territorio; creación de empresas; nuevas tecnologías e innovación; industrial; turismo; logística, transporte y medioambiente y, por último, comercio y servicios. Estos grupos están compuestos un total de 150 empresarios y profesionales, expertos en cada sector. En la convención estarán presentes el vicepresidente de la CEOE y presidente de CEPYME, Antonio Garamendi; el presidente de la CEA, Javier González de Lara; y el propio Antonio Pulido.

Awesome Flickr Gallery Error - Gallery ID 446 has been either deleted or not configured.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X