El Club de Directivos Andalucía celebró este jueves 18 de diciembre un nuevo desayuno en el Instituto de Estudios Cajasol, con la participación de Emilio de Llera, Consejero de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, y Javier González de Lara, Presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, que abordaron ‘la mediación como instrumento en la resolución de conflictos’.

El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, fue el encargado de abrir el acto, dando la bienvenida a los presentes y cerrando la primera temporada de estos encuentros “con dos ponentes de gran nivel y que despiertan mucho interés”.

Emilio de Llera, nacido en Badajoz, es doctor en Derecho y está especializado en el ámbito económico. Hasta su nombramiento como consejero de Justicia e Interior en el año 2012, ha desempeñado su carrera como fiscal en varias provincias, aunque la mayor parte ha sido en Sevilla.

Javier González de Lara, también licenciado en Derecho y abogado en ejercicio, es desde 2011 presidente de los empresarios malagueños y el próximo mes de enero cumplirá su primer año al frente de la Confederación de Empresarios de Andalucía. Es además especialista en resolución extrajudicial de conflictos, tema sobre trató el coloquio en el Instituto de Estudios Cajasol, moderado por Pilar Calatayud, directora gerente de la Fundación Pública Andaluza Mediara.

Para Pulido, “la mediación es una vía que permite alcanzar una solución no sólo más eficaz y satisfactoria a las disputas que se producen en la sociedad, sino también infinitamente más ágil y rápida, y que evita al mismo tiempo saturar la administración de Justicia con litigios que pueden arreglarse con la negociación”. “Se dice muy a menudo que una justicia lenta no es justicia. Eso es una realidad para todos, y desde luego lo es en el caso de las empresas, más aún en estos momentos de dificultades económicas. Por eso es tan importante garantizar que los emprendedores se desenvuelven en un entorno con la máxima seguridad jurídica. Es vital para el desarrollo de su actividad, la captación de inversiones y recursos económicos, y en último término la creación de empleo”, desarrolló el presidente de la Fundación Cajasol.

“Las empresas requieren un entorno ágil y eficiente no sólo en el terreno judicial, evidentemente, sino en todos los ámbitos, como en el administrativo, en el que debemos ser capaces de encontrar el equilibrio justo entre la imprescindible e irrenunciable labor de control de los poderes públicos y la eliminación de trabas innecesarias, de eso que suele llamarse “papeleo” y que tan desalentador puede ser resultar en muchos momentos para nuestras empresas”, insistió Pulido, para culminar afirmando que “la promoción de la mediación como herramienta de resolución de conflictos es sin duda uno de esos aspectos en los que se están dando pasos muy interesantes”

“Desde el Instituto de Estudios venimos apostando por la formación de los profesionales en esta materia. El año pasado lanzamos con éxito la primera edición de un curso de especialización en Mediación Civil y Mercantil y después de estas fiestas navideñas, lanzaremos la segunda edición de este curso”, terminó anunciando.

El consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera, ha destacado la rentabilidad de la mediación para resolver conflictos empresariales y ha subrayado la necesidad de “llevar la cultura de la mediación al mundo de los empresarios de Andalucía”. “Los resultados de la mediación -ha señalado el consejero- son más rápidos, baratos y satisfactorios, ya que las partes construyen la solución de un conflicto que ellas mismas gestionan y no viene un tercero a imponer la solución”.

El titular de Justicia e Interior ha explicado que la rapidez en la solución es fundamental en el mundo económico en el que se mueven las empresas. “El factor tiempo tiene una repercusión económica importante y la agilidad a la hora de solventar cualquier conflicto tiene una clara influencia en su coste”, ha subrayado De Llera. “Estamos hablando -ha continuado- de soluciones rápidas y eficaces que inciden en el empleo y en la rentabilidad de las empresas y hasta, muchas veces, en su futuro”.

El consejero se ha mostrado convencido de que la mediación es un instrumento muy útil para que las empresas puedan afrontar la crisis actual, ya que les permite superar con más solvencia los numerosos problemas y conflictos que esta coyuntura económica está generando en su actividad. A su juicio, “la resolución extrajudicial de conflictos necesita un impulso para extender y consolidar esta nueva cultura y ése es precisamente el propósito de este acto que hoy compartimos con nuestros empresarios”.

“Tenemos la responsabilidad de promover ese cambio de mentalidad, que más allá de evitar que un conflicto llegue siempre a los juzgados, sea capaz de crear una nueva conducta social y una nueva forma de convivencia ciudadana basada en el diálogo y el acuerdo”, ha señalado el consejero.

En este empeño de promoción y socialización de la mediación viene trabajando la fundación pública Mediara, adscrita a la Consejería de Justicia e Interior, que está “potenciando la colaboración con los empresarios para fomentar el uso de este mecanismo de resolución de conflictos en este ámbito”. En este sentido, el consejero ha subrayado que se han llevado a cabo dos proyectos piloto a través de un acuerdo con el Consejo de Cámaras de Comercio de Andalucía y de las Cámaras de Comercio de Cádiz y de Sevilla.

[AFG_gallery id='36']

 

]]>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X