Después de llevar varios meses preparando la cita, Rafael Riqueni brilló con luz propia en el recital de guitarra que ofreció este jueves 7 de mayo en el Ciclo Jueves Flamencos de la Fundación Cajasol.

En el programa que ofreció este jueves quiso primero hacer unos toques del flamenco en la guitarra solista tradicional como la taranta, la soleá, las alegrías, seguidos de unos temas de su último disco ‘El Parque de María Luisa’, para acabar con temas a dos guitarras donde le acompañaró su sobrino Joselito Acedo. De este modo, Riqueni interpretó ‘El Alcázar de cristal’ (taranta); ‘A Canales’ (soleá); ‘Cogiendo rosas’ (alegría); ‘Benamargosa’ (rondeña); ‘Trino’; ‘El estanque de los lotos’; ‘Amargura’; ‘Esa noche’; ‘Y enamorarse’; ‘Bulerías del parque’; ‘Niño Miguel’ (fandango); y ‘Romero verde’ y ‘Puerto Camaronero’ (bulerías).

Muerto Paco de Lucía y apartado Manolo Sanlúcar es muy difícil encontrar una guitarra que pueda superar la importancia que tiene para el mundo del flamenco la guitarra de Riqueni. Tras ‘Juego de niños’, le siguieron discos como ‘Flamenco’ (1987), ‘Mi tiempo’ (1990), con el que, a su juicio, alcanza el momento “culmen”, para seguir con ‘Suite Sevilla’ (1992), acercamiento al nacionalismo andaluz, ‘Maestros’ (1994) y ‘Alcázar de cristal’ (1996) y está ultimando el que será su último trabajo ‘El Parque de María Luisa’.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

X