Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, junto al Obispo de Cádiz, Rafael Zornoza, y el director de la Fundación Centro Tierra de Todos, Gabriel Delgado, visitaron las instalaciones de esta institución para conocer de primera mano la labor social y de integración que realizan en la provincia de Cádiz y a la que se ha sumado la Fundación Cajasol tras la firma del convenio de colaboración para la realización del proyecto “Programa de Servicios y recursos básicos de la Fundación Centro Tierra de Todos”.

La Fundación Cajasol aporta 50.000 € para contribuir a desarrollar los programas y cursos con el fin de favorecer la igualdad de oportunidades, sin exclusiones sociales, de procedencia o de cualquier elemento diferenciador, con el fin de luchar por conseguir una sociedad igualitaria en la que todas las personas tengan las mismas posibilidades. Un objetivo que comparte con la Fundación Centro Tierra de Todos, que ayudan a los jóvenes autóctonos e inmigrantes a labrarse un futuro en nuestro país dotándolos de herramientas y conocimientos, a través de cursos, talleres y jornadas de formación.

El centro está dedicado a la formación y promoción de los jóvenes, los inmigrantes y los barrios populares en las Dos Orillas del  Paso del Estrecho fomentando la integración entre todos y potenciando unas relaciones interculturales desde la cordialidad y la apuesta por los valores del diálogo y el encuentro entre las personas y los pueblos. El objetivo es promover un proyecto que facilite la igualdad de oportunidades y la promoción y cualificación de todas estas personas y de su entorno social.

En el transcurso de la visita, Antonio Pulido recorrió las instalaciones, acompañado por Rafael Zornoza y Gabriel Delgado que han ido mostrando el día a día del centro así como todas las aulas en las que se imparten cursos de formación, informática, talleres de costuras, idiomas, etc.

Pulido paseó por el taller de costura y bordado de las Hermanas que enseñan a las mujeres a coser y bordar bolsas, bolsos, delantales, etc.; donde ha querido transmitir un mensaje de esperanza a todos los jóvenes que día a día acuden a lo que ellos mismos consideran “su hogar”. “Aprovechad y absorbed todos los conocimientos que aquí se os facilitan y se os ofrece, porque ahora vivimos un momento de recuperación y estoy seguro de que aquí vais a lograr un futuro mejor”, expresó Pulido.

Luego visitó el Curso de formación y orientación para el empleo, donde aprovechó para adentrarse en el perfil de las mujeres y hombres que acuden a él para conducirse en el proceso de legalización de nacionalidad, incorporación al mercado laboral, matriculaciones escolares para menores. Antonio Pulido aprovechó para conocer de primera mano la situación de los más de 100 personas que acuden a este Curso en este momento.

Por su parte, Rafael Zornoza, Obispo de Cádiz, explicó todas las iniciativas que se ponen en marcha en el centro así como los diferentes perfiles de las personas que acogen en sus instalaciones. “Nuestro objetivo es formarlos y ofrecerles todos los recursos para que puedan conseguir sus sueños. Por ello, para nosotros es muy importante la colaboración de la Fundación Cajasol que nos ayuda a hacer posible este gran proyecto”, detalló el Obispo de Cádiz.

Otro momento emocionante para Pulido y Zornoza fue el momento en el que los jóvenes inmigrantes llegados en patera o a través de la frontera con Ceuta y Melilla relataron su experiencia para entrar en España, odisea vivida por varios de ellos que conmovieron por su dureza, crudeza y sensibilidad. Jóvenes de entre 19 y 27 años que están acogidos en Tierra de Todos dónde reciben ayuda, apoyo, formación y educación en español para poder tener un futuro en nuestro país junto a los cientos que pasan de paso cada mes por el Centro camino de otros lugares dónde tienen familiares.

Una situación difícil que es atendida por más de una docena de monitores y educadores que trabajan codo con codo con el Obispado para mitigar y ayudar a los cientos de inmigrantes llegados desde diferentes lugares del mundo. La labor que desempeña el Obispado de Cádiz es tan extraordinaria que no solo se centra en los llegados de Ceuta y Melilla sino atiende a un importante número de ciudadanos gaditanos que se encuentran en situación de desempleo o en exclusión social y les apoyan y ayudan para salir de esa difícil situación. Junto a los gaditanos los cientos de personas procedentes de Argentina, Ecuador, Colombia, etc que ya tienen su nacionalidad española y necesitan orientación y formación para el empleo y en Tierra de Todos lo encuentran.

Antonio Pulido quiso implicarse de manera especial este año con el Centro desarrollando este convenio que se suma al centenar de acuerdos de colaboración con Asociaciones, entidades sociales y colectivos que atienden a niños y ancianos del que se benefician más de 500.000 personas a lo largo del año gracias a la Fundación Cajasol.

El Obispo de Cádiz, Rafael Zornoza, quiso agradecer al Presidente de la Fundación Cajasol su entrega y generosidad señalando lo importante de esta visita para todas las personas que acuden a ‘Tierra de Todos’ dónde transmitió ánimo y apoyo, “algo muy gratificante para ellos”.

Awesome Flickr Gallery Error - Gallery ID 203 has been either deleted or not configured.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X