El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, el delegado Distrito Sur y de Hacienda del Ayuntamiento de Sevilla, Joaquín Castillo, el director general del Festival de las Naciones, Sergio Frenkel, el comisario del XXV Aniversario de la Expo 92, Julio Cuesta, la directora de Relaciones Institucionales Universidad de Sevilla, Elena Leal, y el Cónsul de Suecia en Sevilla, Carlos Montesa, han presentado este miércoles 27 de septiembre en nuestra sede de Sevilla (plaza de San Francisco, 1) la XXIV Edición del Festival de las Naciones Sevilla 2017, que tendrá lugar del 29 de septiembre al 1 de Noviembre en el Prado de San Sebastián.

“Estamos verdaderamente contentos por poder sumarnos por segundo año a la organización del Festival de las Naciones, un evento que después de tantos años seguramente apenas necesita carta de presentación. El Festival de las Naciones es una de esas citas que los sevillanos tienen señalada en la agenda a la vuelta de cada verano. Se trata por tanto de una iniciativa consolidada, conocida y valorada, con más de 50 países participantes y una muy buena respuesta del público”, apuntó Antonio Pulido, que destacó “su personalidad propia, ofreciendo al visitante un viaje entre culturas, un recorrido en el que disfrutar de lo mejor de las costumbres, la gastronomía, el arte y las músicas del mundo”.

El Festival de las Naciones es una gran fiesta para los sentido y sintoniza bien con la filosofía con la que desarrollamos nuestra obra social en la Fundación Cajasol. “Porque es una fiesta que tiene en primer lugar su sello distintivo en su compromiso con la cultura, con el intercambio, con el encuentro entre pueblos y personas diferentes. En estos tiempos complicados como los que vivimos, esa capacidad de conocimiento, o de reconocimiento mutuo adquiere más valor que nunca; en segundo lugar cuenta también con un fuerte compromiso solidario que se expresa en las muchísimas iniciativas, presentaciones y talleres que llevan a cabo distintas entidades y asociaciones durante estos días en el Prado de San Sebastián, y que tiene su broche en la tradicional entrega de los Premios Solidarios; representa igualmente un elemento de impulso de la actividad económica en nuestra ciudad durante el otoño, porque no son pocos los beneficios que este Festival reporta a Sevilla en términos de creación de empleo y riqueza. Tanto por los sevillanos que lo disfrutan como por el número importante de turistas que acuden atraídos por su variada oferta cultural, gastronómica y de entretenimiento; Y, por último, ofrece una nueva oportunidad a Sevilla y a Andalucía de reivindicar su carácter histórico como tierra de tolerancia y de acogida, como una tierra fértil para el diálogo y la convivencia entre diferentes”, resumió el presidente de la Fundación Cajasol durante su intervención ante los medios.

“Para la Fundación Cajasol nuestro apoyo al Festival de las Naciones nos ofrece, en definitiva, una nueva ocasión de reafirmar nuestro compromiso con la ciudad, y nuestro apoyo a todas las iniciativas que contribuyan a que Sevilla y Andalucía se abran al mundo, y sean de esta forma sociedades más prósperas, más modernas, más solidarias y con un mejor futuro”, finalizó Antonio Pulido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X