La Fundación Cajasol llena de Navidad cada una de sus salas, incluyendo la sala de exposiciones. La Sala Murillo acoge desde este jueves 7 de diciembre hasta el 5 de enero la muestra ‘Belenes del Mundo. Oro, incienso y mirra’, comisariato por Juan Carlos Sánchez de Lamadrid y Antonio Basanta, pretendiendo difundir entre la sociedad las diversas visiones de esta tradición belenista que practican todos los países del mundo. Se trata de piezas escogidas que pertenecen a la colección privada Basanta–Martín donde están representados los cinco continentes con elementos de indudable valor, sobre todo por su indudable potencial etnográfico, histórico, sociológico, antropológico y cultural de los pueblos. Y qué mejor forma de conseguir encontrar ‘las claves ocultas del belén’, que con una conferencia a cargo del Antonio Basanta. La oportunidad se dio este jueves 14 de diciembre en la Sala Salvador de la Fundación Cajasol, donde Basanta descubrió todos los secretos más allá de la propia representación plástica, un mundo plagado de símbolos, de leyendas, de infinidad de nexos etnográficos y antropológicos, imprescindibles de ser desvelados para poder entender la existencia y permanencia de esta manifestación secular.

La colección cuenta con más de 3250 conjuntos navideños procedentes de 143 países del mundo. A través de esta exposición se quiere mostrar a los visitantes piezas de alto valor estético y artístico representando estilos, escuelas y tendencias de todos los países. Tal y cómo explicó el otro comisario de la muestra, Juan Carlos Sánchez de Lamadrid, el día de la inauguración de la exposición: “La colección Basanta-Martín está compuesta por más de 25.000 figuras procedentes de 150 países. A lo largo de la exposición se podrán descubrir curiosidades como que el primer Belén que llega a América, en torno al año 1520, lo hizo de la mano de un marinero andaluz  que llevó las figuras de un sencillo Misterio y a partir de aquellas fechas se desarrolla esa tradición. Además se podrá disfrutar de los Belenes de África con madera de Ébano, en los que destacan el respecto, la actitud reverencial… cualidades de estos belenes africanos, cuyo origen se atribuye a la presencia de los misioneros españoles y portugueses. En Europa, cuenta la tradición que el primer Belén de la Historia fue obra de San Francisco de Asís, quien recreó la cueva del Nacimiento de Jesús en el año 1223. Por último, Asia y Oceanía, donde la manifestación belenística surge como parte inseparable de las celebraciones navideñas entre la comunidad católica. Además se podrá descubrir la historia del villancico Noche de Paz”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X