Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, ha asistido este lunes 5 de noviembre al acto de apertura del curso de la Real Academia de Córdoba, teniendo el honor en esta ocasión de pronunciar la conferencia inaugural en una institución bicentenaria “que es baluarte de la cultura y patrimonio intelectual de Córdoba, su entorno y todo lo que la ciudad ha significado a lo largo de su historia milenaria” y de la que a partir de ahora pasa a formar parte como académico correspondiente. La intervención de Antonio Pulido se ha centrado en el ámbito de las Fundaciones, destacando que según un estudio de la Asociación Española de Fundaciones, en España son destinatarios de la acción de las Fundaciones alrededor de 36 millones de beneficiarios, por lo que “preservar esa tarea, lógicamente, es una tarea fundamental porque cuando la labor benefactora de una Fundación cesa, los perjudicados son muchas personas, entidades y colectivos”. Para ello Antonio Pulido apuesta por la imprescindible profesionalización de la gestión de las fundaciones, buscando el beneficio de la sociedad.

Conferencia inaugural del curso 2018 en la Real Academia de Córdoba

El presidente de la Fundación Cajasol, también al frente de la Asociación de Fundaciones Andaluzas, destacó también otro ámbito en el que desde el sector se debería incidir: la comunicación en sentido amplio. “Toda nuestra tarea debe ser comunicada y por supuesto debemos hacerlo atendiendo a criterios de transparencia y empleando los instrumentos actuales de la comunicación. Aquí juegan un papel importante los medios y por supuesto las TIC, Internet y las Redes Sociales y esa es una tarea es insoslayable porque no debemos perder de vista que nuestro peso tiene mucho que ver con nuestra reputación y con la valoración que se haga de nuestra tarea por el conjunto de la sociedad civil”, insistió, mostrándose convencido de que “un sector fundacional sano, fuerte y competitivo es sin duda expresión y síntomas de una sociedad civil sana, fuerte y competitividad, en el sentido de hacer cosas importantes y de hacerlas bien”.

Conferencia inaugural del curso 2018 en la Real Academia de Córdoba

Para finalizar Antonio Pulido quiso recordar la figura del escritor José Luis Sampedro, para el que “Si las fundaciones no existieran, habría que inventarlas, para que realizaran justamente lo que a mí me parece su función primordial: ser vanguardia de la sociedad, vanguardia social”. Así, desde la Fundación Cajasol intentamos ser un ejemplo para las demás, devolviendo a la sociedad tanto como la sociedad nos da cada día, con su confianza.

Conferencia inaugural del curso 2018 en la Real Academia de Córdoba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
X