Antonio Pulido, Presidente de la Fundación Cajasol, ha inaugurado este viernes 29 de septiembre la última de las tres sesiones que se han llevado a cabo en nuestra entidad dentro del ciclo de conferencias internacional ‘CONCORDi 2017. INNOVATION AND INDUSTRIAL DYNAMICS: CHALLENGES FOR THE NEXT DECADE’. O lo que es lo mismo, tres intensos días de trabajo en los que se ponen en común los avances en la innovación y la dinámica industrial y se plantean oportunidades y retos para la próxima década. La Fundación Cajasol colabora en la organización de esta conferencia internacional junto a la Comisión Europea, a través del Centro Conjunto de Investigación que tiene su sede española en Sevilla.

Se trata de un encuentro de primera magnitud en el campo de la investigación y la innovación europeas. Una cita de absoluta referencia que de manera bianual donde se presentan las últimas investigaciones en I+D+i y se realiza un análisis exhaustivo, riguroso y de gran alcance sobre la situación de esta política en la UE. Junto a ese análisis se ofrecen conclusiones, se definen tendencias y se plantean propuestas concretas que son tenidas en cuenta a la hora de definir las políticas comunitarias. Al cumplirse diez años de la primera reunión de esta conferencias, precisamente también en Sevilla, la agenda de este encuentro se ha marcado un propósito: intentar adelantarse, o al menos vislumbrar, cuáles van a ser los grandes retos y también las grandes oportunidades que aguardan al sistema productivo europeo en relación con la I+D+i. Retos y oportunidades que tienen que ver con la economía digital, el impacto en el empleo, la productividad, la defensa de los derechos de propiedad intelectual o el papel que pueden jugar las sinergias público-privadas.

“Colaborar con esta convención brinda a la Fundación Cajasol una nueva oportunidad de subrayar nuestro compromiso con una sociedad más abierta, más moderna e innovadora, y también nuestra apuesta por un crecimiento económico que no sólo tiene que ser fuerte y sólido, sino también inteligente, sostenible e inclusivo socialmente”, apuntó Antonio Pulido.

“No es tarea fácil adivinar el futuro, y basta con echar la vista a una década atrás, cuando estalló la crisis económica, para comprender por qué lo digo. Pero no por complicada deja de ser una tarea necesaria, diría que imprescindible, en especial en estos momentos. En una economía global, tremendamente competitiva y que se desarrolla cada vez a mayor velocidad, necesitamos ser capaces de identificar hacia dónde se dirigen esas corrientes de cambio y ser capaces de emplear del modo más eficiente y también más inteligente los recursos, siempre escasos, de los que disponemos”, argumentó el presidente de la Fundación Cajasol, que otorgó un papel “absolutamente clave” a la investigación y la innovación, junto a la formación de nuestro capital humano, para potenciar “nuestro crecimiento económico, competitividad, productividad, creación de empleo y bienestar de las sociedades en las que vivimos”. Así, reafirmó el compromiso de la Fundación Cajasol “desde donde estamos dedicando en los últimos tiempos una mayor cantidad de recursos y un mayor esfuerzo a dos grandes líneas de trabajo que sustentan nuestra razón de ser: la formación, y el fomento del emprendimiento”

Antonio Pulido destacó que “la educación es la inversión más rentable que una sociedad puede hacer en sí misma, y se multiplica exponencialmente si somos capaces de llevar adelante esa inversión de un modo inteligente y adaptado al mundo que nos rodea”. Por ello, hizo referencia al Instituto de Estudios Cajasol, que juega un papel esencial en el compromiso de la Fundación Cajasol con la formación de excelencia, el impulso del emprendimiento y el fortalecimiento de la innovación del tejido productivo. A través de cursos y másteres de posgrado, con programas de microcréditos y asesoramiento empresarial, con becas de estudios, a través de la colaboración con la Administración, las universidades, con organizaciones profesionales, y también dando apoyo a otras fundaciones y entidades que trabajan en el campo de la investigación científica y la innovación. “En esa gran apuesta por la innovación y por la modernización siempre encontrarán a la Fundación Cajasol. Y espero que cuando pasen diez años, y sea el momento de examinar las conclusiones de la conferencia de este año, de todos esos retos y oportunidades de la década por venir, lo podamos hacer también aquí en la Fundación Cajasol”, finalizó.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X