El Presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, la Directora de Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, María Paz Lagares, el Presidente de la Fundación MAS, Jerónimo Martín, y la Gerente de la Fundación MAS, Montserrat Badía, han clausurado este jueves 30 de noviembre la 5ª edición del Programa Taller de Oficio, impulsado por la Fundación MAS gracias a la colaboración de la Fundación Cajasol, que ha otorgado un total de 40 becas en esta última edición. Al finalizar, el 80% de los jóvenes, menores de 40 años que previamente a la realización del curso no contaban con una formación profesional específica y se encontraban sin empleo, se han incorporado a distintos puestos de la compañía.

Uno de los pilares de la Fundación MAS es apoyar el talento de los jóvenes en Andalucía, ofreciéndoles oportunidades formativas que les permitan impulsar su carrera profesional y conseguir un empleo. A lo largo de sus siete años de historia, la Fundación MAS ha volcado gran parte de sus esfuerzos en contribuir al aprendizaje de niños y jóvenes de Andalucía, otorgando más de 400 ayudas a la formación.

Tras realizarse una valoración sobre los objetivos, trayectoria y resultados del Taller de Oficio, los alumnos han recibido sus respectivos diplomas acreditativos de la formación. El principal objetivo del Programa Taller de Oficio es enseñarles una profesión, con el fin de que puedan tener mayores oportunidades de incorporarse al mundo laboral. A través de una formación teórica y práctica, los jóvenes aprenden las claves para convertirse en especialistas en productos frescos y poder ejercer el oficio de charcutero, pescadero, carnicero, charcutero o frutero. Su formación se ha realizado a cargo de profesionales en activo de Grupo Hermanos Martín con una extensa trayectoria en la compañía, que les transmiten su experiencia y los acompañan durante el proceso formativo para desarrollar su talento. Además, cada participante ha contado con un tutor personalizado, para que pueda aprovechar al máximo los tres meses de formación.

“Al entregaros vuestras acreditaciones estáis recibiendo en vuestras manos una llave con la que estáis abriendo la puerta a nuevas oportunidades laborales. Os las habéis ganado con vuestra voluntad, vuestro compromiso y el trabajo bien hecho”, apuntó Antonio Pulido para quien estos jóvenes representan “un ejemplo de espíritu emprendedor, de la voluntad de superación, de la iniciativa, del esfuerzo y el talento puestos a funcionar para cambiar vuestras vidas a mejor”. El presidente de la Fundación Cajasol recordó que para la Entidad, “promover la formación y estimular ese espíritu emprendedor es uno de los objetivos a los que más esfuerzo y recursos dedicamos porque estamos convencidos de que la educación es una de las herramientas más poderosas para el cambio y el progreso”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X