Rafael Fontana García, Presidente de Cuatrecasas, ha protagonizado este miércoles 13 de marzo una nueva sesión de los Desayunos/Coloquio del Club de Directivos Andalucía en la sede del Instituto de Estudios Cajasol en Hacienda Cartuja (Avda. del Aljarafe s/n. Tomares, Sevilla), con asistencia de más de 150 profesionales del sector legal.

Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, ha presentado al ponente, acompañado por Juan Francisco Álvarez, director del Instituto de Estudios Cajasol, y Álvaro Ybarra Pacheco, director del diario ABC de Sevilla. “Rafael es especialista en Derecho Fiscal y cuenta con una dilatadísima experiencia en la planificación de grupos empresariales familiares, así como en fusiones, adquisiciones y joint ventures de grupos de empresas nacionales e internacionales”, empezó diciendo, destacando a continuación tres aspectos principales de su personalidad: “su autoexigencia, su carácter innovador y su profunda preocupación por las personas que trabajan con él”. Por último, Antonio Pulido terminó resaltando “su extraordinario bagaje jurídico y profesional al que hay que unir sus fuertes principios éticos”.

Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, en el club de directivos Andalucía con Rafael Fontana, presidente de Cuatrecasas

Fontana es Presidente Ejecutivo de este despacho de abogados desde 2014. Anteriormente fue consejero delegado, y es socio desde 1985. Es experto en fiscalidad, con especial dedicación a planificaciones de grupos empresariales familiares, así como en adquisiciones, fusiones y joint ventures de grupos de empresas nacionales e internacionales.

Inició su carrera profesional en Arthur Andersen, y ha participado en el asesoramiento y planificación estratégica de algunas de las operaciones más significativas que han tenido lugar en España y Portugal en los últimos años. Pertenece al Consejo de Administración de importantes grupos empresariales y al patronato de varias Fundaciones. Es un firme defensor del derecho y el acceso a la justicia como palanca de progreso y desarrollo social. Creó la primera aceleradora del sector legal en Europa, Cuatrecasas Acelera, y promueve la transformación digital en el sector legal.

Rafael Fontana explicó la importancia de la implicación de los socios del despacho en la digitalización, así como el proceso de aplicación de la tecnología digital en su despacho, además de la Inteligencia digital. “Hay un reto entre los hackers, que es romper las barreras de Cuatrecasas”, afirmó con orgullo, a la vez que defendió el trabajo humano en las empresas. “Una maquina no va a ser capaz de sustituir a un humano en habilidades como empatía, creatividad, imaginación, y sobre todo confianza. (…) Las maquinas no resuelven problemas solas”

Durante el debate con los asistentes, el presidente de Cuatrecasas ha abordado el tema catalán, afirmando que “somos un despacho de origen catalán pero no somos un despacho catalán, tenemos carácter internacional. El despacho no tiene ideología ni debe tenerla.” Sobre el “procés” ha añadido que “Siempre estaremos al lado del cumplimiento de la ley. Cualquier reforma que se quiera hacer se debe hacer respetando la legalidad. Estamos a favor de la defensa de la ley en un Estado de Derecho”, ha recalcado. Ante las preguntas sobre la entrada de Soraya Santamaría al despacho, Fontana indica que “No hemos fichado a un político, sino a una gran profesional”.

Fontana es Presidente Ejecutivo de Cuatrecasas desde 2014. Durante el Desayuno ha desgranado la transformación digital de la firma, “en la que están implicados todos los socios”. Algunas de las medidas de este despacho, que ha pasado de 19 abogados en 1982 a 1.000 en la actualidad, son la identificación constante de tecnologías y herramientas que les puedan aportar valor o la creación de espacios colaborativos
“discrepamos con la idea de que el abogado siempre debe tener un despacho. Hemos cambiado madera o vidrio para hacer espacios trasparentes, o creado think tanks para que se pueda trabajar conjuntamente”. Fontana ha querido destacar, en esta línea de innovación, el proyecto Cuatrecasas Acelera: “una aceleradora de starts ups que en principio se centraba en el mundo legal, y que ha evolucionado a todo tipo de empresas que tengan componente legal”.

Los abogados de Cuatrecasas se alejan del prototipo antiguo de la profesión, ya que como cuenta su Fontana “guardamos todo en la nube. El abogado puede trabajar con movilidad, y siempre conectado”. De hecho, el Presidente de la firma presume de que “hay un reto entre los hackers, para lograr romper las barreras informáticas de Cuatrecasas, algo que no consiguen”.

Big data, análisis predictivo o máquinas conversacionales están al día en este despacho, si bien su Presidente señala que el cliente tiene que aceptar que se usen las máquinas y creer en su fiabilidad, hace hincapié en que “una maquina nunca va a ser capaz de sustituir a un humano en habilidades como empatía, creatividad, imaginación y sobre todo confianza. Las maquinas no resuelven problemas solas.”

Rafael Fontana, durante su exposición en el club de directivos Andalucía

Gran afluencia de púbico al desayuno coloquio del Club Directivos Andalucía con Rafael Fontana, presidente de Cuatrecasas

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
X