La Fundación Cajasol, El Cabildo Catedral y La Voz de Córdoba hemos celebrado en Córdoba la primera edición de sus premios, implantados en otras provincias andaluzas, ‘Gota a Gota de Pasión Córdoba’. El Patio de los Naranjos de la Mezquita-Catedral de Córdoba ha sido el incomparable escenario, donde se ha hecho entraga de los premios ‘Gota a Gota de Pasión Córdoba 2019’. Estos reconocimientos tienen como objeto distinguir diversos aspectos culturales, artísticos y sociales de la actividad de las hermandades y cuentan, además, con la colaboración del Obispado. En el acto, que ha sido conducido por la delegada de Medios de Comunicación Social de la diócesis de Córdoba Natividad Gavira, han estado presentes numerosas personalidades como la delegada en Córdoba de la Fundación Cajasol, Mili Jiménez Melero; el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández; el deán presidente del Cabildo, Manuel Pérez Moya; el portavoz de la institución capitular, José Juan Jiménez Güeto; el delegado de la Junta de Andalucía en Córdoba, Antonio Repullo; y numerosos representantes políticos que, junto con numerosos cofrades, han llenado el Patio de los Naranjos.

Los premios ‘Gota a Gota de Pasión’ cuentan con un total de siete categorías, que pretenden abarcar los distintos ámbitos de la Semana Santa cordobesa. Es por ello que se distingue la estación de penitencia (Hermandad del Santo Sepulcro), a la labor caritativa y social (Hermandad de la Agonía), a la obra de arte efímera (Hermandad del Prendimiento), a la comunicación cofrade (Agrupación de Cofradías), a la acción pastoral (Hermandad del Huerto), al impulso artístico (Hermandad del Resucitado) y a la trayectoria de vida cofrade (Pilar Melguizo Fernández). Todos ellos a favor de divulgar los valores fundamentales de la Semana Santa.

  1. A la estación de penitencia. Recogido por su hermano mayor, Enrique León, el premio ha recaído en la cofradía del Santo Sepulcro que “siempre ha dado ejemplo en la formación de su cortejo. Sus nazarenos visten la elegante túnica de ruan con una compostura ejemplar. El ejemplo de su silencio se extiende a su paso. El guion, cargado de simbolismo y estética, merece ser seguido con detalle desde la Cruz de guía hasta los numerosos ciriales que preceden los pasos. Su escogido acompañamiento musical, con capilla de viento en el Señor y coral polifónica en la Virgen, proporcionan un ambiente de recogimiento y belleza”.
  2. A la labor caritativa y social. La hermandad de la Agonía ha sido la destinataria de este galardón, entregado a Carlos Recio, que reconoce “la obra social de acción de gracias por el aniversario fundacional de la cofradía y de la reorganización de la banda comprende El mantenimiento dela sala de enfermedades infecciosas del hospital de Karyiangwe. Una beca para una paciente en la Escuela de Pacientes Oncológicos “Rose Project”, que trabaja para el bienestar físico y psíquico de las mujeres afectadas por cáncer de mama, y el hacerse cargo de los gastos durante un día, (aquel que coincidía con el aniversario fundacional), de la UVI Social de Cáritas, que atiende las necesidades básicas de las personas sin hogar”.
  3. A la obra de arte efímera. Recogido por el hermano mayor del Prendimiento, Juan Manuel Baena, la distinción repara en “el el montaje de sus altares de culto. Tanto el Quinario al Divino Salvador como el triduo y besamanos a Nuestra Señora de la Piedad, e incluso a San Juan Bosco, que suponen un importante avance cualitativo en la estética de estos altares efímeros. La cuidada colocación de cera, flor y telas, y la asistencia activa de hermanos y fieles a estos actos de culto”.
  4. A la comunicación cofrade. El presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba, Francisco Gómez Sanmiguel, ha sido el encargado de recoger el galardón, en nombre de la entidad a la que representa. Y es que El jurado ha considerado merecedora de este galardón Gota a Gota de Pasión a la comunicación cofrade, a la vocalía de comunicación de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba. Por su completa actividad en el campo de la comunicación, que incluye la edición de la revista Córdoba Cofrade bajo la dirección de su vocal, Rafael Roldán, la elaboración de manuales de gestión y documentos formativos, la oportuna emisión de comunicados y notas de prensa, y su relación cercana y profesional con los medios de comunicación.
  5. A la acción pastoral. El hermano mayor del Huerto ha recogido el premio en nombre de la hermandad, “por la realización de acciones formativas como los ‘Diálogos en Getsemaní’: Sesiones de profundización en la fe en los que se invita a una persona de referencia según el tema elegido a una charla catequética, seguida de una reflexión y puesta en común”.
  6. Al impulso artístico. Francisco Ruiz Abril ha recibido la distinción realizada a la hermandad del Resucitado, “por el conjunto de trabajos realizados para la mejora del paso de palio de María Santísima, Reina de la alegría, y especialmente el nuevo techo de palio bordado en oro fino y sedas por el artesano Jesús Rosado, siguiendo un diseño de Rafael de Rueda. La obra conjuga un elevado simbolismo, tanto mariano como propio de la Resurrección, con belleza y mérito artístico”.
  7. A la trayectoria de vida cofrade. Pilar Melguizo Fernández ha sido la última de las distinguidas, ya que el jurado ha considerado que, “cuando se funda la hermandad de la Misericordia, en 1937, Pilar Melguizo tenía seis años de edad. Ingresó entonces en la misma, de la mano de su hermano Francisco, impulsor de la misma. En ese momento, por su edad era la última de la nómina de hermanos. Fíjense que cosas tiene la vida. Era la menor de la cofradía, y ahora es la hermana número uno. Ya entonces acompañaba a su madre a los cultos y actos de la hermandad. Siempre estuvo al servicio de la cofradía, como camarista o en cualquier otra misión que la cofradía le encomendara: mesas petitorias, ajuar, recaudación de fondos… y por supuesto, en sus estaciones de penitencia, a las que no ha faltado, desde la primera. Tiene Pilar más de 75 estaciones de penitencia a sus espaldas, pues aún este año ha acompañado a sus hermanos, y afirma que lo seguirá haciendo mientras tenga fuerzas y el Santísimo Cristo de la Misericordia lo permita.

El jurado ha estado formado por las siguientes personas:

  • José Juan Jiménez Güeto. Canónigo portavoz del Cabildo de la Catedral de Córdoba.
  • David Luque Peso. Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Córdoba y cofrade.
  • Francisco Gómez Sanmiguel. Presidente de la Agrupación de Cofradías de Córdoba.
  • Antonio Varo Pineda. Profesor y comunicador especializado en religión y cofradías.
  • José Luis Vidal Soler. Ecónomo episcopal y cofrade.
  • Elena Murillo Paños. Profesora de universidad y cofrade de la Soledad y el Carmen.
  • David Simón Pinto Sáez, Especialista en historia de las cofradías. Capataz.
  • Miguel Ortiz Cabello. Tallista y diseñador.
  • Rafael Wals Dantas. Arquitecto. Profesor de música y compositor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
X