La Sala Salvador de la Fundación Cajasol en Sevilla (C/Entrecárceles, 1) acogió esta semana, los días 5 y 6 de junio, las jornadas tituladas ‘¿Podemos envejecer mejor en Andalucía? Desafíos e inequidades en Salud’, organizadas por el Centro de Estudios Andaluces y el Departamento de Sociología de la Universidad Pablo de Olavide, dentro del proyecto de investigación titulado ‘¿Por qué vivimos menos años y con peor salud en Andalucía?, beneficiario de la última convocatoria de proyectos del Centro de Estudios Andaluces y dirigido por Juan Manuel García González, profesor del Departamento de Sociología de la Universidad Pablo de Olavide.

La primera sesión arrancó con Mercedes de Pablos y los profesores de Sociología de la Universidad Pablo de Olavide Clemente J. Navarro y Juan Manuel García. “Desde la investigación abordamos la realidad social en busca de soluciones que sirvan de orientación a las políticas públicas”, ha asegurado el profesor Navarro. “En Andalucía la esperanza de vida ha alcanzado los 81 años para el conjunto de la población, el doble que a inicios del siglo XX. El porcentaje de población mayor de 65 años ha pasado de un 9,2% en 1975 a 16,4% en 2016, con previsiones de 24,3% en 2031”, apuntó García González. Aún así “los andaluces vivimos un año menos de media que el conjunto de los españoles. Presentamos un peor estado de salud: mayores tasas de obesidad, diabetes, hipertensión, etc. Aunque el perfil epidemiológico es notablemente mejor al de hace 30 años”, sentenció.

Posteriormente tomó la palabra el médico y el ex ministro de Sanidad Bernat Soria para hablar sobre nuevas vías de investigación en salud y envejecimiento. “¿Mejor invertir en años o en calidad de vida? ¿Existe la inmortalidad? ¿Es posible hacer terapia celular sin células?, empezó preguntándose. La respuesta: “Tenemos que entender la biología para entender el envejecimiento”.

El aumento de la esperanza de vida, el descenso de la natalidad y las nuevas pautas de relaciones intergeneracionales han desembocado en un progresivo envejecimiento de la población. Estas jornadas pretenden dar respuesta crítica y coordinada ante el que se considera uno de los principales desafíos de la sociedad actual y ante el que se plantean retos clave como la sostenibilidad del sistema de pensiones, el surgimiento de las personas cuidadoras como clase social, las actitudes médicas y sociales ante el final de la vida, el envejecimiento activo o la mayor prevalencia de enfermedades asociadas a una mayor longevidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X