Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, participó este viernes 12 de abril por la noche en la Gala Solidaria 2019 de la Fundación Lágrimas y Favores en Málaga, que, como cada año, viene coincidiendo con el Viernes de Dolores. Unas 300 personas se dieron cita en el salón de actos de la Diputación Provincial de Málaga para arrancar la Semana Santa de una manera solidaria. El acto, presidido por Antonio Banderas, reunió a entre empresarios, miembros de entidades sociales y personalidades del mundo político, cultural y económico de Andalucía, encabezados por el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. En el transcurso de la gala se entregaron cheques a las entidades con las que colabora a lo largo del año la Fundación Lágrimas y Favores, como Fundación Corinto, Cudeca, Cáritas Parroquial, el Seminario Diocesano de Málaga, Fundación Diocesana de enseñanza de Santa María de la Victoria o la Universidad de Málaga.

«Si no tuviéramos a un Antonio Banderas, habría que inventarlo, no solo por la labor profesional que hace, sino por su implicación en la sociedad. Desde la Fundación Cajasol nos sentimos muy alineados con las actividades que realizas desde la Fundación Lágrimas y Favores. Son acciones sociales, culturales, de emprendimiento, formativas», señaló Antonio Pulido durante su discurso. El presidente de la Fundación Cajasol incidió en el concepto de Responsabilidad Social Corporativo, «que no sólo tiene un valor ético sino también un retorno económico» y animó a los presentes a seguir el ejemplo de Antonio Banderas, «devolviéndole a la sociedad parte de lo que recibimos de ella» porque «tendremos una mejor sociedad y también una mejor estructura económica, productiva y social». Finalmente, quiso rendir un especial homenaje a los trabajadores de la Fundación Cajasol, «porque sin ellos nada sería posible».

Antonio Pulido y Antonio Banderas dialogando en la Gala Solidaria 2019 de la Fundación Lágrimas y Favores en Málaga

La Fundación Cajasol colabora activamente con la obra social de la Fundación que preside Antonio Banderas. Cada año la Cena Benéfica contó con chefs de primer nivel que apoyan con su talento una causa tan solidaria. En esta ocasión la gastronomía estuvo presente con algunos de los chefs nacionales de mayor prestigio, como Pablo González (Restaruante Cabaña Buenavista, dos Estrellas Michelin), Alberto Ferruz (BonAmb Restaurante, dos estrellas), José Álvarez (Restaurante La Costa, una estrella) y Kiko Moya (L’Escaleta, dos estrellas). También muchos rostros conocidos se solidarizaron, una vez más, con este evento, entre ellos James Rhodes, Daniel Casares, Nieves Álvarez, Remedios Cervantes, Elsa Anka, Sara Baras, Adrián Martin o Lin Cortés.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
X