La Fundación Cajasol completa su inicio de desescalada cultural en sus respectivas sedes con la inauguración este viernes 5 de junio de la exposición ‘Colección Bassat de la Nau Gaudí de Mataró’ en Cádiz (Plaza de San Antonio, 14). El acto ha contado con la presencia del presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, y el alcalde de Cádiz, José María González. Además, el publicista Luis Bassat y el alcalde de Mataró, David Bote, intervinieron por videoconferencia.

«Con esta apertura de la magnífica Exposición de Bassat en Cádiz, nuestra Fundación cierra la semana con la satisfacción de haber reactivado su actividad cultural en todas sus sedes andaluzas. Hay que admitir que la desescalada nos trae una normalidad atípica tanto en los actos de inauguración como en el propio disfrute de nuestras colecciones, pero sé que coinciden conmigo en que lo importante en estos momentos es poder celebrar esta progresiva recuperación de nuestras vidas y de nuestra sociedad«, confesó Antonio Pulido, para quien «la exposición que traemos a nuestra sede gaditana es además una de las más prestigiosas del país, que destaca por la diversidad de tendencias y también, sin ninguna duda, por la importante representación de artistas andaluces como Luis Gordillo, Alfonso Fraile, Guillermo Pérez Villalta, José María Peña o Fernando Daza. Para la Fundación Cajasol es todo un honor poder ofrecer al público de nuestra tierra parte de esta impresionante colección privada, uno de los principales exponentes del mecenazgo cultural en España. La industria cultural, a mi entender, es un sector clave llamado a jugar un papel fundamental en la nueva economía. El reto general y colectivo que nos desafía en esta fase es poner en marcha de nuevo todo el país y diseñar, al mismo tiempo, un plan de transformación de nuestras empresas que nos proteja de la crisis demoledora que se nos viene encima. Y para eso necesitamos unidad y sacrificios compartidos y no división y enfrentamiento«, reflexionó el presidente de la Entidad, que se muestra convencido de que «este trance histórico y las muchas amenazas que nos acechan como consecuencia de la pandemia sólo se superan con el consenso y ofreciendo lo mejor de cada individuo y de cada institución, como han demostrado tantos colectivos sociales durante la crisis».

Siguiendo las indicaciones del Gobierno de España en esta desescalada hacia la ‘nueva normalidad’, la Fundación Cajasol vuelve a retomar su actividad cultural de forma progresiva y controlada, tal y cómo aconsejan las autoridades.

La Colección Bassat cuenta con tres mil pinturas originales, más de quinientas esculturas y un número importante de fotografías. Se complementa, además, con un amplio fondo de obra gráfica. La selección de obras que se presentan en Cádiz quiere ser reflejo del arte de nuestro país a través de la Colección Bassat. Hay obras de artistas que forman parte del imaginario colectivo como Barceló, Chillida, Millares, Miró, Saura y Tàpies. Todos ellos, pintores y escultores que han trascendido las fronteras de nuestro país. Presentamos cuadros de artistas de otras generaciones como Enric Ansesa, Laura Iniesta y Jaume Ribas. Artistas de este mismo grupo, oriundos de Mataró, como Josep M. Codina, Rosa Codina-Esteve, Perecoll, Marc Prat, Jordi Prat Pons y Josep Serra, así como artistas andaluces de primer orden como Fernando Daza, Alfonso Fraile, Luis Gordillo, José María Peña y Guillermo Pérez Villalta.

La exposición podrá visitarse desde el 5 de junio hasta el 30 de septiembre, de 11 a 14h y de 18 a 21h, de lunes a sábado, con horario especial del 1 al 23 de agosto, de 18 a 21.30 horas. Domingos y festivos, cerrada.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

De acuerdo con lo establecido por parte del Gobierno de España en relación con las pautas a considerar dentro del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad, la Fundación Cajasol ha establecido un Protocolo de Actuación con una serie de medidas de obligado cumplimiento para poder garantizar un uso seguro de sus espacios y evitar poner en riesgo la salud de sus usuarios y visitantes.

En este sentido, todo usuario y visitante que acceda a la muestra, así como a cualquiera de las instalaciones de la Fundación Cajasol, deberá portar y usar obligatoriamente una mascarilla. Además, será necesario efectuar la desinfección de manos a la entrada en las instalaciones de la Entidad. Para ello, en cada uno de los accesos, así como en los mostradores de atención al público, se dispondrá de gel hidroalcohólico. El aforo estará limitado para, de esta forma, evitar las aglomeraciones de personas, tanto en el exterior o interior de las sedes y de sus salas, manteniendo en todo momento la distancia de seguridad de 2 metros entre personas. Se priorizará el uso de las escaleras, antes que del ascensor. En caso de utilizarlo, se limitará el número de personas en su ocupación, señalizando en el propio ascensor la capacidad autorizada. Por último, el número de personas que pueden acceder a los aseos de forma simultánea estará limitado a una persona y las fuentes de agua estarán inhabilitadas.

Para más información sobre este Protocolo de Actuación puede consultarlo AQUÍ

X