En la Fundación Cajasol hemos estrenamos la temporada cultural de otoño este jueves 24 de septiembre con la inauguración de la exposición ‘El tiempo vencido’, de la fotógrafa Anuca Aisa, que ha estado acompañada por el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, y el comisario de la muestra, Pepe Cobo. La exposición ‘El tiempo vencido’ presenta una colección de fotografías en papel de algodón, en blanco y negro, que son el fruto de procesos de vida transformadores y de grandes aprendizajes. La exposición estará abierta al público hasta el 17 de octubre, de 11 a 14 horas y de 17 a 20 horas, de lunes a sábado.

¿Hay algún ejemplo más contundente de desposesión que el amor? ¿Podemos contener para siempre lo que más queremos? La mayoría de nuestros lazos van cambiando de piel. Hay relaciones  que se transforman por el devenir de la vida, otras que mutan temporalmente, algunas cambian para siempre y antes de tiempo, y otras porque llegan a su final. Unas te desgarran el alma y te hacen otro cuando cambian, en otras vives pensando que son para siempre, algunas son un proyecto de amor que te obliga a renunciar y renunciar, otras te dejan muy solo. Y muy pocas veces casi todas las relaciones que marcan tu vida se transforman a la vez. Es el tiempo vencido.

Anuca Aísa nació en Madrid en 1967, y tras estudiar y ejercer como abogada, se decide a cambiar de registro y dedicarse a su pasión que es la fotografía. Realizó talleres con personalidades como Simon Norfolk, Antonin Kratochvil y Axel Hutte. Desde 2005 realiza diversas exposiciones, entre las que destacan ‘Herida’, en la galería Miguel Alzueta: ‘Brumas’, en Sotheby’s; y ‘Desde el silencio’, en Art to Rent. Con sus obras ha participado en ferias de arte como Art Madrid, en distintas ediciones y Cige.

Las series fotográficas de Anuca Aísa son formalmente distintas, y sin embargo poseen una característica en común: en cada uno de sus trabajos, lo retratado se nos presenta impreciso, inasible. Ya sea por las sombras, la niebla, o porque converge en múltiples reflejos, nunca podemos definir por completo la imagen que nos ofrece. Sabemos que son personas, u objetos, o ciudades, y sin embargo, no podemos apreciar los detalles, definir con precisión qué o a quién estamos mirando. Siempre hay un obstáculo –bruma, vidrio– o una distancia –o muy cerca o muy lejos– siempre hay una inmanente perplejidad en cada imagen, una poderosa incertidumbre que nos obliga a mirarnos, mirándola. Así, su fotografía se transforma en un diálogo tan inesperado como necesario para el espectador.” Desde 2005 ha hecho varias exposiciones individuales donde destacan ‘Herida’ en la Galería 200 Miquel Alzueta, ‘Brumas’ en Sotheby´s y ‘Desde el silencio’, en Art to rent. Ha participado en ferias como ArtMadrid (2010) y CIGE (2007). En 2010 queda finalista en el premio organizado por la Alliance Française. Londres (Serie Herida), 2010, fotografía digital, 120 X 120 cm.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN COVID-19

De acuerdo con lo establecido por parte del Gobierno de España en relación con las pautas a considerar para evitar la propagación del virus, la Fundación Cajasol ha establecido un Protocolo de Actuación con una serie de medidas de obligado cumplimiento para poder garantizar un uso seguro de sus espacios y evitar poner en riesgo la salud de sus usuarios y visitantes.

En este sentido, todo usuario y visitante que acceda a la muestra, así como a cualquiera de las instalaciones de la Fundación Cajasol, deberá portar y usar obligatoriamente una mascarilla. Además, será necesario efectuar la desinfección de manos a la entrada en las instalaciones de la Entidad. Para ello, en cada uno de los accesos, así como en los mostradores de atención al público, se dispondrá de gel hidroalcohólico. El aforo estará limitado para, de esta forma, evitar las aglomeraciones de personas, tanto en el exterior o interior de las sedes y de sus salas, manteniendo en todo momento la distancia de seguridad entre personas. Se priorizará el uso de las escaleras, antes que del ascensor. En caso de utilizarlo, se limitará el número de personas en su ocupación, señalizando en el propio ascensor la capacidad autorizada. Por último, el número de personas que pueden acceder a los aseos de forma simultánea estará limitado a una persona y las fuentes de agua estarán inhabilitadas.

X