El escritor Eduardo Mendoza llenó este lunes 14 de noviembre el Teatro de la Fundación Cajasol con el gancho de conocer si ¿Leer adelgaza? y la certeza de que sentarte ante una figura literaria de tal tamaño siempre depara reflexiones deliciosas y minutos de oro que merece la pena no desperdiciar. Eduardo Mendoza mantuvo una charla junto al periodista Jesús Vigorra en la que, por supuesto, no habló de comida ni dietas milagro, sino de literatura, tanto de la propia como de la ajena.

Mendoza explicó que cuando termina una novela no vuelve jamás sobre ella, aunque hizo una excepción con ‘La verdad sobre el caso Savolta’ cuando se preparó una edición crítica. El Premio Cervantes 2016 desmitificó su concesión, ya que parece que sólo perdura un año en el tiempo, lo que tarda en anunciarse el siguiente ganador.

El autor de El misterio de la cripta embrujada, Sin noticias de Gurb o La ciudad de los prodigios, defendió la obra de escritores como Wenceslao Fernández Flórez, Enrique Jardiel Poncela y Miguel Mihura y el humor en la literatura, que siempre se ha cultivado, salvo en la Biblia. Tanto como el que ofreció a la interminable cola de fieles seguidores que esperaron a que le firmara algunas de sus obras en la Fundación Cajasol. Genio y figura.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X