La sede de la Fundación Cajasol en Sevilla acogió este martes 6 de febrero el acto de entrega del VIII Premio Ángel Olavarría, que recayó sobre la figura de Laura García Álvarez, abogada y profesora de Derecho Internacional Privado de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla por su trabajo ‘Daños ambientales transnacionales y acceso a la justicia’, otorgado por la Fundación de Cultura Andaluza para destacar la fundamentación ética del derecho como anclaje de las leyes positivas ¡Enhorabuena!

El jurado, presidido por Federico Trillo-Figueroa, destacó “una excelente fundamentación jurídica” en el trabajo de la galardonada, a la que acompañaron en el estrado María Serrano Fernández, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Pablo de Olavide; Carlos Pérez-Embid, presidente de Fundeca y Abogado del Estado; Manuel Concha Jaraba, secretario del Patronato de la Fundación Cajasol; y Ángel Olavarría Rodríguez-Arango, que leyó el acta del jurado.

La obra de García Álvarez analiza los principales obstáculos en el acceso a la justicia civil en el ámbito de la UE que encuentran los perjudicados por daños ambientales transnacionales, centrado en el estudio de la legitimación y de las acciones colectivas cuya insuficiente regulación impide o dificulta el acceso a la justicia, con la consecuente falta de reparación de los daños individuales y sociales. Para la galardonada, “la ética está ligada al Estado de Derecho y debe tener un lugar importante en la jurisdicción. En el ámbito medioambiental es muy notorio que las normas no se ajustan al contexto actual. A pesar de haber funcionado muy bien, son decimonónicas y ahora están obsoletas”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
X