La sede de la Fundación Cajasol en Sevilla acogió este martes 6 de febrero el acto de entrega del VIII Premio Ángel Olavarría, que recayó sobre la figura de Laura García Álvarez, abogada y profesora de Derecho Internacional Privado de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla por su trabajo ‘Daños ambientales transnacionales y acceso a la justicia’, otorgado por la Fundación de Cultura Andaluza para destacar la fundamentación ética del derecho como anclaje de las leyes positivas ¡Enhorabuena!

El jurado, presidido por Federico Trillo-Figueroa, destacó “una excelente fundamentación jurídica” en el trabajo de la galardonada, a la que acompañaron en el estrado María Serrano Fernández, decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Pablo de Olavide; Carlos Pérez-Embid, presidente de Fundeca y Abogado del Estado; Manuel Concha Jaraba, secretario del Patronato de la Fundación Cajasol; y Ángel Olavarría Rodríguez-Arango, que leyó el acta del jurado.

La obra de García Álvarez analiza los principales obstáculos en el acceso a la justicia civil en el ámbito de la UE que encuentran los perjudicados por daños ambientales transnacionales, centrado en el estudio de la legitimación y de las acciones colectivas cuya insuficiente regulación impide o dificulta el acceso a la justicia, con la consecuente falta de reparación de los daños individuales y sociales. Para la galardonada, “la ética está ligada al Estado de Derecho y debe tener un lugar importante en la jurisdicción. En el ámbito medioambiental es muy notorio que las normas no se ajustan al contexto actual. A pesar de haber funcionado muy bien, son decimonónicas y ahora están obsoletas”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X