La sede de la Fundación Cajasol en Sevilla acogió este lunes 3 de abril la presentación del libro del Pregón de la Semana Santa de Sevilla 2017, de Alberto García Reyes, editado por la Fundación Cajasol, en un acto en el que intervinieron el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido; el presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías, Joaquín Sainz de la Maza; el delegado de Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, el pregonero de la pasada Semana Santa y presentador de este libro, Rafael González Serna, y, como no, Alberto García Reyes, pregonero y autor del libro, titulada ‘Cautivo de Sevilla’, debido a su devoción por el Señor Cautivo de Santa Genoveva, con imágenes del fotógrafo Juan Manuel Serrano.

Antonio Pulido comenzó su intervención dándole las gracias a Alberto García Reyes «por regalarnos un pregón de los que hacen historia, por un pregón tan hermoso en su forma como profundo y trascendente en su fondo. Compartiste con todos nosotros una verdadera carta de amor a Sevilla y a su Semana Santa», apostilló el presidente de la Fundación Cajasol, que no dejó pasar la oportunidad para valorar también el rol fundamental que juegan en la sociedad las hermandades, «con las que colaboramos estrechamente desde la Fundación Cajasol durante todo el año».

Antonio Pulido aplaudió la llegada de la innovación y los avances tecnológicos para poder disfrutar de pregones como el Alberto García Reyes «en vídeo, en mp3, en internet o en las redes sociales», pero reclamó un espacio imprescindible para el libro porque «el pregón hay que verlo, hay que oírlo, hay que leerlo en una pantalla, y a veces también necesitamos tocarlo, repasar con los dedos algunas líneas, subrayarlo quien subraye, doblar la esquinita en ese pasaje que nos emociona, ese verso que queremos compartir con alguien más tarde. Libros como éste queremos tenerlo en ese espacio que no es virtual sino real, físico, personal y familiar que es nuestra casa», sentenció, apostando por la supervivencia de los libros. «Desde la Fundación Cajasol, en todo caso, seguiremos trabajando y esforzándonos dentro de nuestro profundo compromiso con la cultura, con el arte y con nuestras tradiciones. Con el objetivo de que los libros, todos los libros y entre ellos sin duda éste del Pregón de Semana Santa, continúen teniendo su sitio en nuestra sociedad y en nuestras vidas.

Rafael González Serna, también pregonero de la Semana Santa de Sevilla, se encargó de presentar a Alberto García Reyes con un discurso repleto de sentimiento y algunos toques de humor. Ambos han establecido un vínculo muy especial y se intercambiaron alabanzas. «No hay nadie en Sevilla que escriba como Alberto». «Ser pregonero en Sevilla es algo impagable. El mío tiene mucho de Rafa Serna», reconoció humildemente antes de fundirse en un sentido abrazo e intercambiarse sus pregones como se habían prometido en uno de los momentos emotivos que se vivieron en la Fundación Cajasol.

X