Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, participó en el programa especial ‘Con Acento Andaluz‘, dirigido y presentado por Fernando Pérez Monguió, en el que se analizó el estado económico de la provincia de Córdoba inmersa dentro del contexto andaluz. Durante su intervención en la sede de nuestra Entidad en la capital cordobesa, Antonio Pulido apuntó que “la economía cordobesa está dentro de la economía andaluza y no puede aislarse. Es cierto que la economía cordobesa está basada principalmente en el sector agrícola, con sus pros y sus contras, y la capital tira también de una forma importante del sector turístico. La veo una economía estable, sin grandes altibajos pero posiblemente le falta un punto de innovación, de competitividad y buscar parámetros de productividad. Para eso hay que crear una industria, que posiblemente sea lo que falte para mejorar el valor añadido de la actividad económica. Es verdad que hay una cierta dependencia del sector olivarero. Lo que hay que hacer es mejorar y potenciar lo que ya se tiene”, reflexionó el presidente de la Fundación Cajasol.

Antonio Pulido volvió a incidir en su apuesta por el emprendimiento para mejorar la economía. “No creo que falte formación, sino formación para el emprendimiento. Hay que perder el miedo a fracasar. Algo no se consigue si no se intenta. Soy consciente de que no es fácil, de que no es sólo una cuestión de filosofía, de concepto, pero hay que atreverse a crear, a ser innovador”, incidió. Respeto a la forma de mejorar resaltó que “los localismos son un freno para todo, para el desarrollo personal y económico. En la economía hay que hacer análisis en profundidad porque sino, como en medicina, no encontraremos el tratamiento adecuado”.

Cuestionado sobre el conflicto en Catalunya y cómo podía afectar a la economía andaluza, el Doctor en Economía advirtió que “ahora mismo es difícil saber cuál va a ser el impacto exacto del conflicto en Catalunya. Si el consumo no se resiente mucho, la cosa puede ir medianamente encauzada. Hay que buscar soluciones para aminorar el impacto de esas posibles ‘turbulencias’ que se presenten”. Y advirtió: “Pedir un boicot a los productos catalanes es de gente descerebrada e irresponsable. No hay que seguir ese tipo de llamamientos. El responsable de una empresa catalana no es responsable de la irresponsabilidad de algunos dirigentes. Tiene que prevalecer el sentido común y la sensatez”.

Y es que para que los empresarios tengan confianza y la economía mejore “hay dos elementos claves: seguridad jurídica y estabilidad presupuestaria en el sector público”. ¿Qué rol debe jugar la Comunidad Autónoma Andaluza cuando se estabilice la situación? “El papel de Andalucía debe ser muy importante, tan importante como lo que representamos desde el punto de vista de población, de territorio y de PIB”, reclamó Antonio Pulido, que sueña “con una Andalucía y una Córdoba para mis hijos y nietos como tierra en paz, con oportunidades donde se puedan desarrollar, en todos los campos de la vida, la cultura, la acción social y la empresa. La oportunidad da ilusión y vivir con ilusión es la mejor forma de vivir”, finalizó.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X