La Fundación Cajasol se suma este 6 de julio a la retransmisión en directo de la ópera ‘Il Trovatore’, de Giuseppe Verdi, desde el Teatro Real de Madrid. La Entidad, que facilitará la emisión por streaming de la obra desde las 21.00 horas, secunda así esta iniciativa dentro del acuerdo que mantiene con el Teatro Real para colaborar en pro de la cultura, para llevar esta historia de amor y aventura, que se muestra como una metáfora sobre el peso del pasado, a calles y escenarios de todo el país. Es la tercera vez que ‘Il trovatore’ se presenta en el reinaugurado Teatro Real -en 2000, con García Navarro y Elijah Moshinsky; y en 2007, con Nicola Luisotti y la misma producción-, después de las más de 300 funciones de la ópera que han tenido lugar entre 1854 (fecha de su estreno en Madrid) y 1925. Entrada libre hasta completar aforo, previa reserva y retirada de la invitación en taquilla, C/ Francisco Bruna, 1. Teléfonos de Información y reservas: 954 50 82 00 – 954 50 82 13.

‘Il trovatore’, una coproducción del Teatro Real con la Ópera de Montecarlo y la Royal Danish Opera de Copenhague, se trata de una de las óperas más populares de Verdi. Esta producción cuenta con grandes cantantes que defienden el libreto con pasión. La fuerza del barítono Ludovic Tèzier (conde de Luna), la intensidad de Francesco Meli (Manrico), la delicadeza de Maria Agresta (Leonora) o el dolor de Ekaterina Semenchuk (Azucena) no pasan desapercibidos ante el público. En esta ópera, estrenada en el Teatro Apollo de Roma en 1853, se entrecruzan dos líneas argumentales: la sed de venganza de la gitana Azucena, cuya madre e hijo han muerto en la hoguera, y el triángulo amoroso en el que Leonora es disputada por dos pretendientes enemigos, que representan a familias, clases e idearios opuestos. La constante en esta producción es el fuego, con una presencia absoluta y constante que simboliza el pasado y la quema del presente y el futuro, tal y como les ocurre a estos personajes, atrapados por sus decisiones, sus actos y el contexto histórico en el que habitan, sin oportunidad de cambiar. El vestuario, sencillo y en sintonía con el resto de la puesta en escena, corresponde a la época del libreto, pero los colores son apagados, con el protagonismo de los grises, marrones y negros, a excepción de Leonora, que con un vestido rojo encarna el amor y la pasión que siente por Manrico. Así funciona en escena ‘Il trovatore’: ‘La historia más oscura del mundo’, con amor y aventuras, pero a la vez una historia de muerte, venganza y niños quemados, que es tanto un melodrama como una versión operística de un thriller o un filme noir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecerle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
X