La Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería (CAEA) y la Asociación Empresarial Alimentos de Andalucía (Landaluz) han organizado el V Foro de la Empresa Agroalimentaria y de la Distribución en la sede de la Fundación Cajasol en Sevilla bajo el título ‘Responsabilidad Social en la Cadena Agroalimentaria’. En el transcurso del encuentro se ha presentado el III Estudio del Sector Agroalimentario de Andalucía, elaborado por KPMG, que presenta una radiografía siempre rigurosa, ilustrativa y de enorme utilidad porque ilumina las fortalezas y las oportunidades, que son muchas, pero que también identifica con realismo los aspectos en los que necesitamos mejorar. Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, se ha encargado de clausurar el Foro.

“Para la Fundación Cajasol es un placer haber acogido este encuentro con la participación de las consejerías de Agricultura y de Empleo de la Junta de Andalucía, la Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería, de CESCE, de Montero-Aramburu Abogados, de KPMG y por supuesto de la asociación Landaluz, “una organización a la que nos une una larga trayectoria de colaboración y con la que compartimos no sólo nuestro compromiso con el desarrollo de Andalucía y de nuestro sector agroalimentario, sino un compromiso también con la máxima calidad, la innovación y la excelencia que caracterizan a los productos de nuestra tierra”, apuntó Antonio Pulido. “Las últimas cifras de exportaciones, que hemos conocido hace unos días y que vuelven a batir récords, son la mejor prueba de la fortaleza de la ‘marca Andalucía’ más allá de nuestras fronteras”.

Para el presidente de la Fundación Cajasol, encuentros como éste nos dan la oportunidad de analizar la situación actual del sector agroalimentario y la distribución y también de debatir las tendencias de futuro. “No cabe duda de que el sector agroalimentario y de la distribución ha experimentado una intensa transformación y modernización en los últimos tiempos. Y que va a necesitar seguir transformándose y modernizándose si queremos mantener el paso y ser aún más competitivos en los mercados globales”, analizó, destacando la importancia de la responsabilidad social en el mundo de la empresa, “un aspecto con del que nos sentimos plenamente identificados en la Fundación Cajasol y que conforma una parte central en los programas formativos que desarrollamos en nuestra escuela de negocios, el Instituto de Estudios Cajasol. La mejor prueba del alcance y la potencia de esta responsabilidad social la tenemos cada año con uno de los proyectos en el que más esfuerzo, compromiso y cariño ponemos la Fundación Cajasol y Landaluz, que es la cadena solidaria ‘Andaluces Compartiendo, aclaró Antonio Pulido, que apuntó a la calidad, excelencia, inteligencia, responsabilidad, solidaridad como los mejores ingredientes para encarar el futuro con ambición y con confianza en el sector agroalimentario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
X